Poemas de Sebastián Gutiérrez

22 02 2012

Café

La vida a las 4 a.m. es tediosa y reveladora,

aun no amanece,

pero ya han pasado tus horas Luna.

Y mis horas de descanso inerte,

desordenan la cronología habitual de un día.

La vida a estas horas

es impaciente

y sabe a café.

 

Estimulación

Imaginó que el aire sería más cálido

debajo de la sabana cubriéndose los muslos.

Ella sabía que detrás de la tristeza

estaba la humedad y el hambre de ser tomada,

el tirón,

el pie,

las manos encorsetando la manta,

el arco dibujado en su espalda,

sus costillas palpables,

la falta de aire,

su boca,

el silencio efímero

y el gemido asfixiado,

el espasmo

el sudor

y la sal.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: