A lo largo del corto camino de Yolanda Oreamuno

8 03 2012

Título: A lo largo del corto camino

Autora: Yolanda Oreamuno

Género: Narrativa

Páginas: 202

ISBN: 978-9977-23-978-1

Hace cincuenta años la Editorial Costa Rica publicó la primera edición de A lo largo del corto camino. Este libro, ahora en su segunda edición, tiene el gran mérito de haber recogido en la década del sesenta, los primeros pasos de Yolanda Oreamuno por las ricas vertientes de la literatura, cuando ella era una desconocida. Tiene también mérito, porque en esos textos se hace obvio su rompimiento con el regionalismo y costumbrismo imperantes en nuestras letras, en esos años. Mérito por haber abierto la  tendencia a lo que ella llamó la “profundización del contenido”, lo cual equivalía a la apertura a un acercamiento subjetivo de los temas. Hay que reconocer que en esos años la primera edición de este ejemplar fue un verdadero riesgo que solo podía realizar Lilia Ramos, por su admiración y hasta devoción al talento de su amiga.

Con este volumen la Editorial Costa Rica se une doblemente a los homenajes que hoy en día se están rindiendo a esta figura universal de nuestras letras: en el 2011 se conmemora el cincuentenario del entierro solemne de los restos de Yolanda Oreamuno en Costa Rica y al mismo tiempo el cincuentenario de la edición príncipe del presente libro.

                                                      Rima de Vallbona

Yolanda Oreamuno Unger

(San José, Costa Rica, 8 de abril de 1916 – México, 8 de julio de 1956). Narradora y ensayista costarricense. Constituye una de las personalidades más relevantes de la  literatura costarricense. Vivió en Guatemala, México, Chile y Estados Unidos.

Su primer texto, escrito a los 17 años, el ensayo “¿Qué hora es?”, es pionero en el análisis de la situación de la mujer costarricense de la época, en él planteó su reivindicación respecto del abandono de estereotipos y clamó por su autoafirmación. Este ensayo fue premiado con una Mención Honorífica en 1933.

Su obra más conocida es La ruta de su evasión, en la cual, según diversos críticos literarios, se adelanta a escritores latinoamericanos en cuanto a técnicas narrativas se refiere. Este libro fue merecedor del premio centroamericano de novela en 1948.

Debido al repudio y la incomprensión de sus coterráneos, se autoexilia en los años 40, primero en Guatemala y luego en México, donde finalmente fallece.

Enlazamos a continuación un comentario de Alfredo González sobre la nueva edición de esta obra:

http://www.elfinancierocr.com/ef_archivo/2012/marzo/04/estilos3081362.html

Anuncios