Poemas de David Vargas

2 02 2012

VISITA

¡Qué milagro encontrarte!

entre un lujoso paraíso tropical de menudo manipulado,

humanos online de cualquier ente

menos hermanos panza arriba

capacitados para chocar fuerte;

vestidos decolorados, calles rojas, piel tostada:

para quien me visite

y yo sepa visitarlo, sin esperar un regalo

que no usaré.

 

ELLA

Por primera vez fueron tan sentidas,

extrañamente en ausencia del balcón

y la serenata sin guitarra que practicamos.

Flojita de las ancas que resultaron

en domingo por la mañana,

blancas flores insertadas en chip,

debajo de la piel sin tocar las venas,

que sería fatal.

El mejor cliente se enlistó para besarla,

su respiro no fue el té chai,

sino el desgaste de las embestidas

que para nada parecían torpes,

las inagotables cuclillas. 

 

David Vargas Acosta
Heredia, Costa Rica
Estudiante Artes, Universidad Nacional
davidkvargas@hotmail.com

Anuncios