Poemas de Rafael Dovale

19 04 2012

Mujer

Te deslizas

Por una cuerda floja de flores

Como si el poder y el impulso de tu cuerpo

Ardieran en tus caderas

Que en acecho de gata agarran el espacio

Y lo arrojan en seda hacia el pasado

Dejando en el aire estelas de sueños

Que bailan con un fantasma que vive del ojo del hombre

Un algo ligero de polvo y rocío

Pero tan sólido que mueve mundos

 

Tu cara

Veo como tu cuello se desliza hacia el cielo

Y se convierte en el suave compromiso de tu cara

Pauso en el orgullo de tus pétalos de carne

Entreabiertos con destellos de marfil

Paso a lo que un arquitecto de mitos construyó

El pilar en nácar que sostiene los gemelos

Esos ojos almendrados en su ángulo felino

Cuya chispa en verde me estremece con paz

Y sin saberlo por la boca se me sale el alma

Y por mis labios cruza una tendencia a sonreír.

 

Adentro y afuera

Adentro pierdo todo lo elevado afuera

Sondeo entre colinas y llanuras

Al compás de tus suspiros

Vago por mareas donde acaricio lo salvaje

Y forjo el vaivén de las olas en un todo

Más entero, más duro, más suave

Que mece el firmamento invertido de tu cuerpo

Y sin saberlo en el cielo los luceros claro lucen

Nada como las moléculas que vibran en tu piel

Y durante el espasmo de un momento perdido

Nada tiene nombre ni razón y ni destino

Y se sumerge sin sed en un lago sereno

Donde se estremecen los inocentes del tiempo

Y por un instante eterno al menos un instante

Soy libre sin piedad soy libre

Porque adentro pierdo todo lo de afuera.

Anuncios